Debe tener al menos 13 años o más en la mayoría de los países. En EEUU, la “Children's Online Privacy Protection Act” (COPPA) demanda que aquellas páginas web que guardan informaciones de usuarios, no permitan crear una cuenta a menores de 13 años. Muchos otros países tienen normas similares e incluso en algunos debe tener más de 13 años. En España, por ejemplo, debe tener al menos 14 años.